Una mudanza traumática

Hace unos días, mi antiguo servidor de hosting (byethost) me dejó “tirado”. Concretamente era la segunda vez que me pasaba: se desactivaba mi cuenta. Esto es consecuencia de las últimas políticas que han impuesto para controlar que los usuarios no almacenen páginas fraudulentas, con calificación para adultos, que violen copyrights, etc.
Con estas desactivaciones masivas de cuentas consiguen además que muchos usuarios contraten sus servicios “Premium”, doble carambola.

Sin embargo, tenía ya en mente cambiarme de hosting y aunque esperaba poder hacerlo bien, con calma y sin que se cortase el servicio, tuvo que ser justamente todo lo contrario. El sábado día 9 se corta el servicio. A veces ocurre, asi que tras un largo margen de varias horas (las caídas solían durar unos pocos minutos), veo que no tengo acceso al panel de control. Mensaje al servicio técnico “Ipso Facto“. Su respuesta: no pueden seguir ofreciendome sus servicios. Ni más ni menos. Tampoco había rastro de una excusa.
Con un segundo email les reclamo unas copias de seguridad de las bases de datos y los archivos. Me las proporcionan, pero alojadas… ¡¡¡en otra cuenta de usuario!!! ¡¡¡God save privacy!!!

Procuré descargármelas a toda pastilla, coincidiendo como no con un grave empeoramiento de mi conexión a internet (ya sabes, ley de murphy: si algo puede empeorar, empeora). Ahora, varios días después, varias restauraciones de las bases de datos después, varias modificaciones a mano de sus registros depués, parece que algunas cosas vuelven a funcionar. Las vitales están online: el correo, el blog y el foro del dominio principal. Otras, por sencillas también están online casi desde el principio.
En el camino se han quedado uno de mis blogs, el blog de carpenoctem (que igualmente desde hacía una temporada estaba bastante parado, en favor de “Voces de los libros“) y alguna que otra carpeta que tenía yo por ahí, oculta al público en general.
Sin embargo no hay mal que por bien no venga: estoy en un hosting considerablemente más rápido, estable y con una administración más potente.

En estos días Off-line, varias cosas han pasado.
En primer lugar tenemos las últimas entradas en el blog de atryx, especialmente una explicando paso a paso la instalación de Ubuntu 10.10, que Nadia pedía en un comentario hace un par de semanas.
Las diferencias son prácticamente inapreciables, tan solo cambia un poco la forma de particionar el disco si tenemos un Eee 901. Esto es algo que pretendo cubrir en cuanto tenga oportunidad, pero consiste en establecer el disco SSD de 4Gb como raíz / en formato ext4. El segundo disco duro se puede montar como una carpeta independiente del sistema para no tener que formatearlo con cada cambio de SO. Yo por ejemplo lo suelo montar en /datos.
Tambien quiero destacar el apunte sobre la instalación de Netbeans, IDE que utilizamos en POO para las prácticas de la asignatura en Java.

Por otra parte, la salida de Ubuntu 10.10, ya descargable justo desde el domingo pasado: http://www.ubuntu.com/.
La primera sensación es muy agradable, el nuevo tipo de letra es comodísimo de leer y las mejoras en velocidad son (aun más) sobresalientes. En cuanto los detalles se vayan puliendo, creo que se convertirá en un gran sistema operativo, como ya lo es la LTS 10.04.1 de Lucid Lynx.

Por último, he de comentar que vendí mi portatil Packard Bell y que ahora únicamente tengo un sobremesa allá en mi casa y el fantástico EeePC 901 con el que trabajo a diario. Como es un ordenador de tan solo 9 pulgadas, resulta la mar de práctico para llevármelo a clase o a cualquier parte sin agregar mucho peso o cargar con un maletín aparte. Así, el dinero del Packard Bell lo he podido invertir en un TFT Acer X233H de 23 pulgadas con resolución Full-HD (1920×1080) que encontré de oferta por menos de 140 euros. Un teclado externo es todo lo que complementa al pequeñajo. ¿Algunos añadidos? Bueno, un disco duro externo de 2,5” LG Mini de la serie “My Netbook Friend”; su nombre ya es una declaración de intenciones en toda regla 😀
Ahora mismo creo que he encontrado el Nirvana, el equilibrio perfecto entre movilidad y comodidades 😛
Llegar, enchufar el hub USB y el cable VGA y mi netbook se transforma en un gran escritorio listo para trabajar.
>

¿No es la vida maravillosa? 🙂

Anuncios

3 comentarios sobre “Una mudanza traumática

  1. Por qué mudanza traumática conociendo el desenlace??

    He de añadir que el “hosting considerablemente más rápido, estable y con una administración más potente” del que habla emilio, ya hace tiempo que se lo venía recomendando yo…
    Parece mentira, tuvo que pasarle esto para que finalmente diese el paso y se cambiara…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s