Liberar espacio en Ubuntu

Todo sistema operativo, por moderno que sea, tiene que enfrentarse al problema del espacio limitado del disco duro de un ordenador. No solo se trata del espacio que pueda ocupar la instalacion del SO con todos los programas y datos del usuario, sino tambien del espacio libre que necesita para operar.
Un ejemplo muy claro es la carpeta de archivos temporales de Windows. Cada vez que instalas una aplicación, ahí se descomprimen archivos necesarios para realizar la operación que luego rara vez se borran. Paradojicamente, la carpeta “temporal” es probablemente la menos “temporal” del disco y ni te imaginas cuanto estará ocupando si llevas un tiempo sin vaciarla.

En Ubuntu ocurre algo semejante aunque quizás no tan exagerado, asi que tal y como alguno de vosotros me ha pedido alguna vez, intentaremos recuperar espacio. Antes de entrar en materia, deberías comprobar de cuanto espacio dispones antes del proceso e irlo comprobando de nuevo despues de cada operación. Así podrás comprobar cómo de efectivos son algunos pasos y cuales te pueden resultar más rentables en tu SO. El comando para ver el espacio del disco duro es:
$ df -h
Comencemos!

El sistema guarda “logs” (registros) de casi todos los eventos del sistema (logins, cambios en el software, conexiones de red, etc.). Aunque en su mayoría son archivos de texto plano, pueden acumularse los suficientes como para que a un usuario común que no los necesite, los elimine.
También están las actualizaciones del sistema. Los paquetes son descargados e instalados, pero en local residen copias anteriores por si es necesario volver atrás si algo va mal con una nueva versión. Aquí ya hablamos de cientos de megas, incluso es posible que gigas.

Por otra parte, los navegadores actuales de internet son auténticos depredadores. En casi todos puedes establecer un límite para su caché, pero por defecto suelen usar valores demasiado “generosos”.
Y para terminar, están todos los programas que no utilizamos y que podemos desinstalar para recuperar una buena cantidad de espacio.

Si se trata de desinstalar programas, debemos utilizar el Centro de software de Ubuntu para eliminarlos de forma segura.
Yo suelo desinstalar OpenOffice (que en Ubuntu 11.04 será sustituido por LibreOffice) ya que me las arreglo tan solo con Abiword (procesador de texto) y Gnumeric (hoja de cálculo).
Como no utilizo redes sociales, puedo prescindir de gwibber. Tambien me deshago de Tótem y Rhythmbox, y uso únicamente VLC.
Tampoco me resulta útil el visor de camara web Cheese.
Éstos son algunos programas que puedes desinstalar desde el centro de software. De todas formas aun quedarán restos en el sistema de los que nos encargaremos más adelante.

En los navegadores web como Firefox o Chrome la situación se resuelve mucho más rápidamente ya que con la combinación de teclas Ctrl+May+Supr (sí, casi como si se tratase de Windows 98 :P) se abrirán las opciones de limpieza.
Yo conservaré las cookies por comodidad para no tener que volver a introducir usuario y contraseña en todos los sitios web que visito, ya que tampoco suponen mucho espacio en disco.

Vamos a ocuparnos ahora de operaciones a través del terminal. Lo primero es desinstalar paquetes innecesarios (por ejemplo, librerías):
$ sudo apt-get autoremove
Apt nos proporciona varios mecanismos para limpiar su caché de paquetería. La vaciaremos y purgaremos los archivos de configuración de programas que no estén instalados:
$ sudo apt-get clean && sudo apt-get purge

Uno de los paquetes más grandes del sistema es el kernel. Ten mucho cuidado en este paso. Puede que se haya actualizado ya varias veces y conserves kernels anteriores. Si tu ordenador funciona bien con un kernel, puedes desinstalar los anteriores y recuperar algunos cientos de megas.
Comencemos por saber qué kernel estamos usando:
$ uname -r
En mi caso, la salida muestra:
2.6.35-28-generic
Así que podre desinstalar las versiones anteriores. Voy a escribir en el terminal lo siguiente sin pulsar ENTER:
$ sudo apt-get purge linux-image-2.6.35-
Como ves, no he terminado de especificar el nombre del paquete a desinstalar. Si pulso 3 veces la tecla de tabulación, se me mostrarán los paquetes que empiezan por ese nombre, en mi caso:
linux-image-2.6.35-25-generic
linux-image-2.6.35-27-generic
linux-image-2.6.35-28-generic

Asi que puedo terminar escribiendo la orden para los paquetes antiguos:
$ sudo apt-get purge linux-image-2.6.35-25-generic linux-image-2.6.35-27-generic
Los paquetes se eliminaran y tan solo faltará que el arranque del sistema “sepa” que ahora ya solo tiene un único kernel con el que arrancar.
$ sudo update-grub

Hay otras aplicaciones que pueden facilitarnos mucho las tareas de mantenimiento.
Una de las mejores es bleachbit, que puedes instalar introduciendo:
$ sudo apt-get install bleachbit
En el menú Aplicaciones/Herramientas del sistema encontrarás dos nuevas entradas. El bleachbit disponible para el usuario y el disponible para el administrador.
La diferencia radica en que el segundo podrá hacer limpieza en las carpetas a las que un usuario normal no tiene acceso (requerirá que introduzcas la contraseña de administrador previamente, como es logico).
Es el mismo programa utilizado con diferentes privilegios.

Su uso es muy simple. En la columna de la izquierda selecciona todo lo que quieres limpiar. Ten cuidado de no seleccionar los marcadores de favoritos de los navegadores, o las cookies. Algunas opciones mostrarán mensajes que te informarán si son lentas o peligrosas. Si dudas de lo que hacen, dejalas desmarcadas.
En la parte superior tienes dos botones: el de vista previa (informa de lo que se borrará y cuanto espacio estimado se recuperará) y el de borrar (que realiza la operación).
Si quieres usar Bleachbit, te recomiendo que uses primero el que corre con privilegios de usuario y a continuación el que corre con privilegios de administrador. Mantén todas las aplicaciones cerradas mientras lo hagas. Esto liberará una cantidad considerable.

¿Cuanto espacio habéis recuperado ya?

Anuncios

8 pensamientos en “Liberar espacio en Ubuntu

    • Hola Kain,

      Tienes toda la razón: la verdad es que cuando llevas un par de semanas sin hacer algo de mantenimiento y pasas el Bleachbit, se nota una buena mejora.

      Supongo que, para mayor comodidad, podríamos programar que se ejecutase cada 30 días, por ejemplo; y no tener así que estar pendientes del espacio libre.
      Es una buena idea para hacer otro post, verdad? 🙂

      Un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s