SSD Crucial M4 128 GB



Ficha Técnica:
Nombre: M4 128 GB
Fabricante: Crucial
Precio: 92.57 €

Hace unos días me animé a sustituir el disco duro de mi Asus Eee PC 1215n por un SSD. La unidad original era un Seagate Momentus 5400.6, que contaba con 500 GB de almacenamiento y 8 Mb de caché. Generoso en espacio aunque nada fascinante en rendimiento, vamos.
En cuanto al sustituto, opté por este Crucial entre otras cosas por ser una apuesta segura, pero hoy en día la oferta es mucho más amplia que hace unos años y la competencia ha puesto las pilas a los fabricantes; lo que tranquilizará a quienes estén en busca de alternativas.

No obstante estamos aquí para hablar de una unidad Crucial M4 de 128 GB de capacidad. Vienen encapsulados en una carcasa de 2.5 y se pueden comprar con un kit que permite su instalación en bahías de 3.5 pulgadas, como las de los PCs de escritorio. Junto al SSD encontramos el pequeño folleto informativo sobre la garantía; y en la caja del kit (si lo hemos comprado) encontramos la placa adaptadora, los tornillos correspondientes y un cable SATA desgraciadamente bastante corto.
Si te sorprende la ausencia de manuales es porque están disponibles online en www.crucial.com/support/ssd.

La instalación fué un quebradero de cabeza por culpa de la estructura del portátil, pero si en el tuyo las unidades son fácilmente accesibles, estarás de enhorabuena. Un SSD no comporta ninguna complicación extra.
Una vez con el portátil de nuevo ensamblado, lo arranqué con el conveniente pendrive de instalación de Windows 7. Este sistema ya viene preparado de serie para trabajar con unidades SSD: dejó las particiones perfectamente alineadas y activó las rutinas TRIM.

Obviamente todo el sistema se instaló mucho más rápido que en el caso del disco mecánico, pero no te emociones. Uno (o al menos, la gran mayoría) no instala Windows todos los días (!).
En el uso cotidiano es donde notarás el aumento de rendimiento y es algo realmente palpable. Todas las aplicaciones se incian muy rápido y el sistema carga en un abrir y cerrar de ojos.
En este punto debo comentar que aunque la controladora de la placa funcione con el estándar SATA-2 y el SSD soporte SATA-3, el rendimiento es muchísimo mejor que con un disco mecánico. Realmente creo que es una actualización muy rentable si pretendes aumentar la velocidad general de un PC.

Obviamente ejecutar programas y buscar ficheros de forma más ágil es el principal beneficio. Pero copiar archivos desde y hacia otro dispositivo también fué una experiencia mucho más agradable; sobretodo cuando se trata de dos unidades SSD.
También me ha llamado muchísimo la atención la reducción del ruido que genera el portátil. Con poca carga de trabajo es probable que los ventiladores se apaguen y se quede totalmente (repito, totalmente) en silencio. Provoca incluso una sensación algo extraña el estar trabajando sin el constante ruidito de un disco mecánico girando. Ah!!! Y dí adios a los “cliks” y “grrrrs” de un disco duro con algo de solera!!!

El disco consume tan solo 3 W, algo semejante a lo que consume un disco duro de portátil. Quizás en este aspecto me esperaba un consumo más bajo que permitiese estirar algo más la duración de la batería.
Por otra parte en los test sintéticos hice 2 pruebas. La primera de ellas con el perfil de ahorro de energía y la segunda con el perfil de máximo rendimiento. Los resultados son los que se muestran a continuación.
Como puedes ver, aunque la puntuación global es superior en el perfil de alto rendimiento, pero tan sólo sería apreciable en operaciones de escritura intensas. Las pequeñas diferencias en los valores de lectura y en los tiempos de acceso se las achaco a otras tareas que puede que estuviese realizando el sistema precisamente por eso, porque son diferencias pequeñas.

En definitiva, un SSD es una gran actualización para cualquier ordenador. Con el tiempo irán saliendo unidades mejores, que acusen cada vez menos el problema de la degradación y aumenten su capacidad y velocidad hasta que finalmente se conviertan en el estándar de la industria. En el caso de este Crucial M4 de 128 GB, la capacidad fué suficiente para mi instalación de Windows 7 y Ubuntu 12.04, obteniendo una amplia mejora en velocidad y respuesta por menos de cien euros. Otras unidades SSD prometen mejor rendimiento, como la Samsung 840 Pro, pero son al menos un 50% más caras y puede que no todo el mundo esté dispuesto a costearlas.

NOTA:
8.75

Lo mejor de Crucial M4 128 GB:
+ Gran aumento de rendimiento general del ordenador
+ Precio asequible por la unidad de 128 GB
+ Posibilidad de adquirirlo junto al kit de montaje en 3.5 pulgadas

Lo peor de Crucial M4 128 GB:
– Ausencia total de manuales de instalación en papel
– El cable SATA del kit de montaje para 3.5 pulgadas es bastante corto
– Si tu controladora soporta SATA-3 hay otras unidades aún más rápidas

NOTA:
En breve publicaré cómo optimizar un sistema GNU/Linux o un sistema con Windows 7 para utilizar unidades SSD. ¡Atentos!

Anuncios

3 comentarios sobre “SSD Crucial M4 128 GB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s