La llamada telefónica

BRZZZ BRZZZ
– ¿Sí?
– Hola
-Es su voz.
– ¡Hola! ¡Cuanto tiempo!
– Sí… Eeerm… ¿Como estás?
– Bien, bien… ¿Que tal tú?
– Eeerm… Ahí vamos, tirando. ¿Que tal está tu familia?
– Pues… Bien también, todos bien, sin novedad. ¿Y los tuyos?
– Como siempre, también.

Se produce una pequeña pausa. Mi cerebro está a cien. Vuelve a hablar:
– Te echaba de menos
– Yo también a tí.
– ¿Estas con alguien? Me refiero… ya sabes…
– No, nadie.

Nueva pausa, se impacienta, está nerviosa, lo noto en su voz:
– ¿Estás ahí?
– Si, siempre lo he estado.
– ¿Podemos quedar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s