Mantenimiento Ludwig Breakbeats by Questlove (o cómo cuidar tu batería)

(No se me ocurría un título más breve para esta entrada xD)

2013-12-18-144205
Lo cierto es que no es una batería muy vieja, pero después de comprarla a comienzos de septiembre de 2013 y de haber dado con ella más de 70 conciertos, ya iba siendo hora de hacer una limpieza a fondo. He pasado con esta batería mucho más tiempo que con algunos de mis amigos en el último par de años: más de 200h tocando en directo y una infinidad en el local de ensayo, batallando una buena cantidad de horas casi de forma diaria. No sólo eso: cuatro meses guardada en un Flight-case, dentro de un camión, viajando de aquí para allá, tocando bajo un sol de justicia o en noches de frío en algún lugar de la provincia de Lugo, o tal vez bajo lluvia coruñesa, quién sabe. Y un local con una acusada humedad! Sí, ya era hora. Y si la tuya ha pasado por algo similar, estos pasos también te pueden servir.

Los materiales
– Vinagre (el normal y corriente de toda la vida)
– WD-40
– Dos o tres paños suaves y uno un poco más duro
– Papel secante
– Agua y jabón

Qué hice
El primer paso es evidente: retirar todos los parches y revisar el interior de los cascos. Es increíble la cantidad de humedad, porquería y grasa que se acumula ahí, sobretodo si tocas pegado a las máquinas de humo, que son una fuente inagotable de nubes grasientas que se pegan a todo lo que encuentren en su camino. Con un trapo suave se puede limpiar el interior. No hay que ser muy bestia, para no estropear las maderas, pero si la suciedad es considerable, bastaría con humedecer el trapo en un poco de agua caliente con una gota de jabón. Si lo haces, procura que puedan luego secar al aire libre, o en un lugar bien ventilado y seco; o utiliza un secador de pelo a poca potencia y con aire no muy caliente para que el agua y el jabón no penetren en las capas de la madera.
IMG_0091
En esta foto se puede ver cómo hay algo de polvo pegado a la madera interior del caso, que se manifiesta como esas tenues manchas negras…

También necesitarás un recipiente con un poco de vinagre. El suficiente para poner a remojo toda la tornillería y partes metálicas que quieras desoxidar. El vinagre funciona mucho mejor que la coca-cola, y si no me crees a mí, al menos fíate de la demostración que hicieron los chicos de Experimentos Caseros. Para los más atrevidos, 3/4 partes de agua, 1/4 parte de Salfumant (agua fuerte) y un buen chorro de Fairy (u otro desengrasante) pero mucho cuidado porque esta mezcla es ácida y quema la piel (necesitarías manipular el metal con pinzas, por ejemplo). Este último método es mucho más rápido (media hora basta) mientras que el vinagre necesita al menos varias horas para hacer efecto. Yo lo tuve durante dos días y medio (y podría haber seguido un par de días más para obtener un resultado perfecto, pero las ansias…)
IMG_0088
Una vez los retires del vinagre (o de tu desoxidante preferido) usa un trapo un poco más duro para limpiarlos. En la foto superior se puede ver cómo tenía unos cuantos tornillos en vinagre a remojo, mientras que en la inferior se puede ver como están tras escurrir el vinagre (antes de ser limpiados) El poso y el cerco existentes son todo el óxido y suciedad que el vinagre ha desincrustado.
IMG_0094
Ya aprovechando que tendremos toda la tornillería fuera, intenta hacerte con un bote pequeñito de WD-40, que va fenomenal para limpiar, engrasar y proteger las partes metálicas. Además, si no conoces su historia, en wikipedia tienes un artículo bastante majo y curioso. Basta con rociar un poco sobre la pieza en cuestión y luego frotar con un trapo para lustrar el acabado.

Si quieres limpiar un parche, como el parche frontal del bombo, usa otro paño suave o papel secante. También puedes humedecerlo si fuese necesario.

Conforme fui limpiando el exterior de los cascos con un trapo suave, también iba montando nuevos parches, echando algo de WD-40 en las bellotas y colocando los aros en su sitio. Si aplicas el WD-40 en el interior de las bellotas (ayúdate de una cánula), te aseguras de que el tornillo y el tensor estén bien lubricados y repelan en buena medida la humedad, ya que son recovecos a los que no podrías acceder sin destrozar la bellota. Una vez con los parches puestos, la batería va quedando lista.

Antes de dar por finalizado el proceso, habría que revisar el resto de los herrajes y tal vez aplicarles WD-40 si fuese necesario. Soportes de plato, abrazaderas, pedales, patas y estribos, etc.

IMG_0105

Por último, montamos todo el equipo, verificamos que todo está en orden y listo, ¡Misión Cumplida!

Anuncios

2 comentarios sobre “Mantenimiento Ludwig Breakbeats by Questlove (o cómo cuidar tu batería)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s