Todo vale con tal de que nada cueste


Aquí va (resumido) un intercambio de mails con un usuario que tenía problemas con la Sound Blaster Live! en Windows 7

[…] Se queja de que la tarjeta no le va bien en W7 […]

[…] Le digo que es mejor comprar una nueva, que no tiene solución […]

El 28 de agosto de 2014, 19:44, T*******a escribió:

Enhorabuena, Emilio…! Bienvenido al redil..! Como dices, siempre es bueno conducir un auto nuevo..! Reconozco que soy algo anticuado, pero es que me revuelve la tripa eso de hacerle el juego a los fabricantes de hardware y de software. Ellos no obligan a subirnos a su barco, pero no nos dan ni camarote ni salvavidas. Y –no sé tú, pero yo, querido amigo, acá en Buenos Aires, ando a salto de mata todo el tiempo. Claro que me gustaría tener todo nuevo, pero si tengo que pagar por todo lo que debo usar, con lo que me sale, me compro una casa. Por ese motivo es que prefiero el Xp, porque al menos para él había de todo para usar sin pagar. Y sé que eso tampoco es justo para los fabricantes, pero ellos son todos millonarios; en cambio uno como yo, no puede ni salir de vacaciones a 100 km de su casa; ni hablar de ir a Canarias. Tú me entiendes lo que quiero decir, verdad? Bueno, es por eso que no me he pasado al Seven, porque cuando compré la notebook, vino con un Séven de pago y todo bien, me dá soporte; el antivirus también y todo eso. Pero de utilidades anexas, –como decimos nosotros: ¡Minga!– (que significa algo como ¡corte de manga!). Quise comprar un office, y el más livianito me costaba dos mil pesos, siendo que mi retiro es de dos mil seiscientos. Si a eso le sumas que ahora cuando descargas un programa de los mas comunes no te lo bajan completo para que lo puedas guardar para otra vez, sino que te lo instalan ellos desde el sitio, directo a tu pc y no puedes transportarlo a otra, bueno; a mí me revienta eso, porque es manejarte la vida. Y me niego a ello. Y francamente, a pesar de que reconozco que es mas estable, no me gusta del todo el 7, porque tiene muchas cosas diferentes al Xp y yo ya estaba muy acostumbrado a éste último.
En fin; por ahora sigo con lo mío, sobre todo porque le he encontrado la vuelta –justamente, debido a que de Xp había aprendido bastante– y he logrado hacer que el sistema y la SBLive! anden de nuevo perfectamente. Como tú dijiste aquella vez, la Live! es una placa excelente. Con el sonar, joya; también descubrí la solución y ya estoy de nuevo en carrera. Ahora estoy abocado a editar unas pistas que tenía pendientes y…

[…] Me habla de su proyecto musical personal y se despide […]

Le respondo:

<< Estaba intentando escribirte estas lineas desde mi Olivetti, pero se negaba a conectar con Gmail. Después quise hacerlo desde un viejo ordenador que tenía a mano y que cuenta con las siguientes especificaciones:
– Procesador Intel 80486 a 33 Mhz
– 16 Mb de RAM
– 256 Mb de disco duro
Lamentablemente fué imposible que reconociese mi teclado bluetooth, así que al final no tuve más remedio que encender el portátil y escribir desde aquí.
Es un fastidio, porque estoy muy acostumbrado a la Olivetti. Y cuando por fín terminé de componer el mensaje en Thunderbird… seguía sin poder enviarlo!
Por lo visto he de estar conectado a alguna red Wi-Fi, y no me apetece contratar internet ahora. No gano mucho dinero y pagar una cuota todos los meses es un esfuerzo que no me puedo permitir. ¿Por qué las conexiones son tan caras? ¿No podían costar lo mismo que una carta de las de toda la vida? A fin de cuentas, lo voy a utilizar para lo mismo: enviar mensajes. >>

En fin, espero que entiendas esta pequeña historieta como lo que es, un pequeño chiste a raíz de tu respuesta.
Es cierto que, en proporción, la tarjeta de sonido es cara en tu país (al igual que desconozco los precios de Canarias, o de unas vacaciones lejos del hogar, yo tengo que conformarme con ir a la casa de mis padres).
Sin embargo, permíteme una comparación: una pieza musical o una pieza de hardware/software guardan muchas más similitudes de las que crees.
Los dos sabemos que para ser un buen músico no basta con “tener oído”. Se necesita una base teórica, un lenguaje y unas aptitudes que han de ser cultivadas, académicamente en buena parte, al igual que la ingeniería informática.
También para ese artista que copa las listas de ventas (y que sin duda se ingresa una cantidad de dólares bastante apetecible) hay trabajadores de salario más bajo; y para una compañía de software hay decenas, cientos o miles de humildes profesionales que cobran lo justo, como tú y como yo.
Y durante mucho tiempo no se ve un sólo ingreso porque los productos no generan ingresos hasta que no se han completado totalmente: ¿o conoes a alguien que vaya a dar un concierto sin tener las canciones preparadas y que pueda llamarse músico profesional?.

Me alegra saber que has conseguido resolver tu problema, pero me disgusta que en la informática “todo valga” con tal de que “nada cueste”. ¿Como te sentirías si al llegar al teatro en el que vas a tocar, todo el público estuviese con la oreja en un vaso pegado a la pared para poder oir el concierto en lugar de comprar una entrada?
Pues síéntete afortunado, ya que tú consigues lo mismo con el software y la pérdida de calidad es mucho menor. Cuando el dinero es un impedimento, es lícito buscar alternativas. Pero eso nunca te da derecho a menospreciar o aprovecharte del trabajo de otro. ¿Has valorado la posibilidad de utilizar sistemas gratuitos y/o libres, como GNU/Linux?

Aprovecho para aconsejarte algo que espero que tengas en cuenta cuando quieras actualizar tu PC. Asegúrate de que el hardware del que dispones soportará el nuevo software y viceversa. No sólo se trata de cumplir los requisitos mínimos, sino de que te permitan trabajar con soltura; y que por consiguiente todas las herramientas que desees emplear también estén ahí.
De lo contrario, ni yo puedo hacer que Creative programe nuevos drivers para las SB Live!, ni los desarrolladores deben renunciar a sus beneficios por el nuevo software, ni los fabricantes por utilizar un modelo de negocio en el que van presentando mejores y más modernas piezas en detrimento de las más antiguas.

[…] Me despido de él […]

Yo creía que la cosa quedaría ahí y sin embargo…

[…] Bueno, si, la verdad es que tienes mucha razón y todo lo que me has dicho es cierto. Has estado muy acertado. Creo que la razón de peso -y quizá la única- para que uno desee seguir con lo gratuito, es que la realidad proletaria no vá pareja con la comercial. El mundo corre al galope y nosotros a pié (o a pata, como decimos acá). ¿Sabes que has tenido razón en eso de que hay que elegir el software primero a veces…? Pues me dí cuenta de que de nada vale pasarse a un hardware nuevo sin estar seguro. Pues, nada, que ahora me he quedado con un “fierro” que anda como un jet, pero que no me sirve. Y bueno, tal vez me ponga -como decías-, a ver si incorporo un seven, o un linux y veo si consigo con qué software trabajar. También me han hablado muy bien del sistema MAC y tengo unos amigos que editan con eso y parece que no tienen problemas; no se les cuelga nunca y no hay viruses… Ya, pero siempre acabamos en lo mismo: las Mac’s salen caríiiisimas. Bueno, no importa, nadie se muere por una computadora. Si no me resulta eso del linux, puedo siempre revenderla…!
Además, mira lo qué son las cosas: Finalmente, volví a reinstalar todo en mi antigua Pc de 32bits, y anda todo “joya”. Asi que al final, pude seguir con mi trabajo y vamos adelante. […]

🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s