¿Debo hacer “journaling”?

Muchas veces (más de las que cualquiera que vea este sitio podría inferir) me apetece escribir y mis pensamientos no acaban en un post porque:
a) Es un tema poco interesante
b) Es un tema demasiado personal
c) No tengo unas ideas organizadas
d) Siento que desconozco demasiado como para hacer un post medianamente fiable o del que sentirme orgulloso
Y la verdad es que creí que adquirir “Day One” en la App Store me ayudaría a canalizar eso en una suerte de diario personal digital. Error. Tener la app no fue suficiente, así que intenté investigar un poco más este asunto.

¿De que estamos hablando?
Cuando hablo de journaling, no solo estoy hablando de un diario personal donde contar todo lo que me sucede. Un diario puede ser más que eso. Puede ser un “diario del futuro”, es decir, un libro de ideas u objetivos, que incluso puede estar sujeto a un plazo de tiempo como por ejemplo conseguir aprender un nuevo idioma en los próximos dos años.
Por otro lado, también el diario puede servir como un volcado de pensamientos sin necesidad de ordenarlos, de pulir el lenguaje o de documentar todo perfectamente.

¿Por qué hacer journaling?
La idea es que al cabo de un tiempo puedas revisar tu “journal” y aprender más sobre ti mismo. Ver cómo ha cambiado tu personalidad, o si has conseguido tus objetivos, o cómo tus opiniones van transformándose con el tiempo y la experiencia.
Por otro lado, a la hora de conseguir objetivos, parece que llevar el seguimiento de los mismos ayuda a no flaquear y que el nivel de compromiso sea mayor.

¿Cómo hacer journaling y no morir en el intento?
Como dije más arriba, tener instalado Day One no fue suficiente. Es más, ni siquiera es beneficioso.
Para mí, por ejemplo, resulta mucho más eficaz poder grabar notas de voz en mi iPhone, o escribir algo en la app “Notas” (desde iOS o MacOS). Con esto al menos, puedo volcar mis pensamientos al vuelo, de forma ágil y que me permite continuar con lo que estuviese haciendo.
Un factor muy importante para no fracasar documentando todo es poder documentarlo en el instante en el que sucede o mientras lo tenemos fresco en nuestra memoria.
A posteriori, si quiero conservar ese contenido tengo varias opciones:
Day One podría entrar aquí como la herramienta adecuada, pero como ya tengo una cuenta de WordPress (éste blog que estas leyendo y éste otro), la app solo supondría una repetición de funciones y tener dos contenedores distintos para el mismo contenido.
La opción más razonable me parece por lo tanto utilizar el mismo blog, pero marcando las entradas como privadas en el editor; para tener todos los pensamientos en un único lugar y directamente publicarlos más adelante si los has pulido.

Otra gente hace journaling a mano. El diario de toda la vida, vamos. Y por ahí nos aparecen diferentes alternativas: desde bonitos cuadernos tipo Moleskine hasta libretitas con hojas donde completar información; y en este video muestran algunos de estos (en inglés):

Por supuesto, al igual que con el teléfono móvil, necesitarás tenerlo siempre contigo (en tu bolso, en un bolsillo o en una mochila, por ejemplo) para no perder esos momentos de inspiración que van surgiendo de forma inesperada. ¡Ah! ¡Y un boli!

Escoger entre uno de estos dos métodos no tiene misterio. Mientras que el diario en formato digital puede ser más potente a la hora de ser revisado (búsquedas, enlaces, archivos adjuntos), un cuaderno nos permite escribir de nuestro puño y letra, pegar recortes de revistas o fotos, ser un poco más creativos a la hora de decorarlo… y como objeto tangible, tendrás más aprecio por él.

¿Que progresos he ido viendo hasta ahora?
Por ahora, hacer log de todo me ha ayudado a llevar un control de diferentes tareas que quiero completar; y hacer journaling dentro del blog (marcando las entradas como privadas, como dije) también me permite descartar menos entradas que antes, lo que espero que me ayude a aumentar el ritmo de publicación. Así que ya sólo por esto, merece la pena.
Además, he estado revisando otras anotaciones y he encontrado un montón de pensamientos que ahora puedo refinar y depurar con información nueva, y me ha ayudado a recordar muchos detalles que vistos en retrospectiva, ayudan a aprender de experiencias pasadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s